Embarazo y Enfermedad de la Tiroides Parte 1

EMBARAZO NORMAL

DURANTE EL EMBARAZO, ¿QUE CAMBIOS SE RELACIONAN NORMALMENTE CON LA FUNCIÓN TIROÍDEA?
CAMBIOS HORMONALES DURANTE EL EMBARAZO.

Normalmente en el embarazo se producen modificaciones hormonales y a nivel fisiológico que repercuten en la función tiroidea. Por esta razón los exámenes de laboratorio de función tiroidea requieren una evaluación acuciosa durante este periodo. Los cambios en la función tiroidea durante el embarazo son provocados por la acción de dos hormonas esenciales como son: la gonadotrofina coriónica humana (hCG), hormona que se mide para detectar el embarazo y el estrógeno, la hormona femenina más importante.

La gonadotrofina coriónica humana (hCG) puede estimular levemente la tiroides y los altos niveles de (hCG) presentes en el primer trimestre del embarazo probablemente se deban a que la TSH (Hormona estimulante de la tiroides) se encuentra levemente reducida. Durante los primeros tres meses, es habitual que la TSH se mantenga normal o levemente baja y puede continuar normal hasta el término del embarazo. (Véase Tabla 1). El estrógeno produce un incremento de proteínas que se unen a la hormona tiroidea en el suero y como consecuencia la cantidad total de hormona tiroidea en sangre es mayor, debido a que el 99% de la hormona tiroidea se encuentra unida a las proteínas presentes en la sangre. A pesar de esto, el nivel de hormona tiroidea “libre” (que no está unida a proteínas y que representa la forma activa de la hormona) habitualmente se mantiene normal. El funcionamiento de la tiroides es normal durante el embarazo siempre que la TSH, la T4 libre y la T3 libre mantengan sus niveles normales de producción.

embarazo

CAMBIOS DE TAMAÑO DE LA GLÁNDULA TIROIDES.

Durante el embarazo es posible que la glándula tiroides aumente su tamaño, produciendo una tiroides más grande, lo que también se llama bocio. No obstante, esta situación se presenta preferentemente en zonas geográficas que tienen deficiencia de yodo. Estados Unidos se considera un país con suficiencia de yodo y presenta pocos casos de esta naturaleza. El aumento de la tiroides en un 10% a 15% puede no detectarse en el examen físico realizado por el médico, sin embargo las técnicas de ultrasonido, que poseen mayor sensibilidad, pueden detectar estos cambios. En otras ocasiones, el aumento de la tiroides es evidente al examen físico y el facultativo solicita exámenes de sangre para evaluar la función tiroidea.


¿COMO SE RELACIONA LA FUNCIÓN TIROIDEA DE LA MADRE Y EL HIJO EN GESTACIÓN?

La producción de hormona tiroidea del bebé durante las primeras 10 a 12 semanas de gestación depende totalmente de la madre. Al término del primer trimestre, esta función se torna independiente y el bebe inicia su propia producción de hormona tiroidea. No obstante para lograrlo requiere suficiente cantidad de yodo que estará dado por la ingesta de yodo de la madre ya que el yodo resulta fundamental para la producción de hormonas tiroideas. Durante el embarazo, la Organización Mundial de la Salud considera adecuado consumir diariamente 200 microgramos de yodo. En Estados Unidos muy ocasionalmente se requiere ingerir suplementos de yodo ya que la dieta habitual lo proporciona en cantidad suficiente.