Relación entre la Tiroides y el Peso

¿EXISTE ALGUNA RELACIÓN ENTRE LA TIROIDES Y EL PESO CORPORAL?

Como se sabe, existe un vínculo complejo entre la función de la tiroides, el peso corporal y el metabolismo de cada paciente. Las hormonas tiroideas como la tiroxina y la triyodotironina se encargan de la regulación del metabolismo, tanto en los animales como en los seres humanos.

El metabolismo se define de acuerdo a la medición de la cantidad de oxígeno que el cuerpo utiliza en un periodo de tiempo. Si la medición es efectuada en reposo, se conoce como tasa de metabolismo basal (TMB). Cabe destacar que la práctica de medir la tasa de metabolismo basal fue una de los primeros exámenes utilizados para evaluar el estado de la tiroides en los pacientes. Los pacientes que poseen una glándula tiroides que no funciona en buenas condiciones poseen una tasa metabólica basal (TMB) baja, y los que poseen una glándula que funciona en forma excesiva tienden a tener una tasa metabólica basal (TMB) alta.

Posteriormente se realizaron estudios asociando estas observaciones con la medición de los niveles de las hormonas tiroideas y se concluyó que los niveles bajos de hormonas tiroideas estaban vinculados con una TMB baja y que los niveles altos de hormonas tiroideas estaban vinculados con una TMB alta. Actualmente, la mayoría de los médicos ya no utilizan la TMB porque es una prueba muy compleja y también porque se ve afectada por muchos otros factores además del estado de la tiroides.

¿EXISTE ALGUNA RELACIÓN ENTRE LA TASA METABÓLICA BASAL Y EL PESO CORPORAL?

Las diferencias en la TMB están relacionadas con cambios en el balance energético. El balance energético muestra la diferencia que se produce entre las calorías consumidas mediante la alimentación y las calorías que son gastadas por el cuerpo. Si se estimula una TMB alta por medio de la administración de drogas como las anfetaminas, los animales generalmente tendrán un balance energético negativo, que terminará por provocar una pérdida de peso corporal.

De acuerdo a estos estudios, se ha concluido que los cambios en los niveles de las hormonas tiroideas que provocan cambios en la TMB, también provocarían cambios en el balance energético y además cambios similares en el peso corporal de los pacientes. Por otra parte, la TMB no explica toda la historia sobre la relación que se produce entre el peso y la tiroides. Por ejemplo, cuando se reduce la TMB en animales de diferentes formas (por ejemplo, bajando la temperatura corporal), frecuentemente en estos animales no se observa el incremento esperado de peso corporal.

Podemos apreciar de esta forma que la relación entre la TMB, el balance energético, y el peso corporal es de alta complejidad. Existen muchas otras hormonas (aparte de las hormonas tiroideas), proteínas y otros compuestos químicos que son de suma importancia para el control del gasto energético, la ingesta de alimentos, y el peso corporal.

Como todas estas sustancias interactúan tanto a nivel cerebral donde se regula el consumo energético, como en los tejidos del organismo que controlan el gasto y el consumo de energía, es imposible pronosticar qué efecto tendría alterar uno de estos factores (como la hormona tiroidea) en el peso corporal del paciente. Por lo tanto, actualmente no tenemos la capacidad de poder predecir los efectos que un cambio en el estado tiroideo de una persona podría tener en el peso corporal.

HIPERTIROIDISMO


¿EXISTE ALGUNA RELACIÓN ENTRE EL HIPERTIROIDISMO Y EL PESO CORPORAL?

Debido a que la TMB esta elevada en los pacientes que sufren hipertiroidismo, muchos pacientes que presentan una tiroides con hiperactividad, van a manifestar una reducción de su peso corporal. Es más, la probabilidad de que se manifieste una disminución de peso en el paciente va a estar relacionada con el grado de su hipertiroidismo. Por consiguiente, si la hiperactividad de la glándula de la tiroides se encuentra en niveles extremadamente elevados, la TMB del paciente aumentará, por lo que se necesitará un mayor consumo de calorías para mantener su peso corporal.

Si el individuo no consigue aumentar las calorías en su ingesta diaria para igualar las calorías extras que ahora necesita, se producirá como resultado una pérdida de peso corporal. Como se mencionó previamente, son muy complejos los factores que manejan nuestro metabolismo, nuestra actividad y el apetito, y la hormona de la tiroides es solo uno de esos factores en este sistema tan complicado. No obstante, cuanto más severo sea el hipertiroidismo mayor será la disminución de peso corporal.

También se puede producir baja de peso cuando las hormonas tiroideas se encuentran en niveles altos, como ocurre en la etapa tóxica de la tiroiditis y cuando un paciente está consumiendo una dosis muy elevada de hormona tiroidea. También puede ocurrir que algunos pacientes no manifiesten una disminución en su peso corporal debido a que el hipertiroidismo también produce un aumento del apetito y otros pacientes incluso podrían aumentar su peso dependiendo de cuantas calorías extras agreguen a su ingesta diaria.

¿SE PRODUCE AUMENTO DE PESO AL TRATAR EL HIPERTIROIDISMO?

Como el hipertiroidismo se debe a un estado anormal de la glándula tiroides, se puede concluir que cualquier pérdida de peso corporal causada por la enfermedad no llegará a mantenerse cuando el estado anormal de la glándula se vea normalizado. Esto es lo que habitualmente se observa en los pacientes.

La baja de peso promedio que se perdió durante el estado hipertiroideo, se volverá a ganar una vez que se haya tratado el hipertiroidismo. Debido a esto, el consumo de hormonas tiroideas para tratar la obesidad no es muy efectivo. A su vez, cuando se suspenda el tratamiento con hormonas tiroideas, todos los kilogramos de peso que se hayan perdido se volverán a recuperar.

HORMONA TIROIDEA E HIPOTIROIDISMO
¿SE PRODUCE AUMENTO DE PESO AL TRATAR EL HIPOTIROIDISMO?

Un cierto aumento de peso corporal está relacionado con una tiroides hipoactiva debido a que la TMB se encuentra reducida en el paciente con hipotiroidismo. En las personas con un hipotiroidismo más severo es frecuentemente mayor el incremento de peso. No obstante, la reducción de la TMB provocada por el hipotiroidismo es generalmente menos severa que su aumento provocado por el hipertiroidismo, lo que conlleva a alteraciones del peso menos marcadas en el hipotiroidismo.

En los individuos con hipotiroidismo los motivos que llevan a un aumento de peso son también complejos, y no siempre están relacionados con un aumento del exceso de grasa corporal. El aumento de peso que se produce por el hipotiroidismo, es en la mayoría de las veces, provocado por una excesiva acumulación de agua y de sal. Pocas veces el hipotiroidismo provoca un aumento excesivo de peso corporal.

Dependiendo del grado de hipotiroidismo, en general un peso entre 2,3 a 4,5 kilos (5 a 10 libras) se puede deber a problemas de la tiroides. Por último, si el único síntoma de hipotiroidismo que se encuentra en el paciente es el incremento de peso, es menos probable que el aumento de peso se deba a alteraciones en la glándula de la tiroides.

AL TRATAR EL HIPOTIROIDISMO ¿CUÁNTA PÉRDIDA DE PESO SE PODRÍA PRODUCIR?

Cuando se trata el hipotiroidismo se puede esperar una pequeña disminución en el peso (generalmente inferior al 10%) debido a que este aumento de peso es provocado por la acumulación de agua y sal. De la misma manera que con el tratamiento del hipertiroidismo, tratar el hipotiroidismo con hormona tiroidea debería dar como resultado la recuperación del peso original del paciente como era antes de padecer la enfermedad.

No obstante, como el hipotiroidismo naturalmente se desarrolla en un largo periodo de tiempo y de forma lenta, es frecuente que no se produzca una significativa disminución del peso corporal después de un exitoso tratamiento contra el hipotiroidismo. Con excepción del aumento de peso, si se mejoran todos los otros síntomas del hipotiroidismo con el tratamiento de la hormona tiroidea, es poco probable que el único causante del aumento de peso sea el hipotiroidismo.

Cuando los índices de hormonas tiroideas estén normales y el hipotiroidismo haya sido tratado, subir o bajar de peso volverán a ser cualidades normales como en las personas con una glándula de la tiroides sana.

¿ES RECOMENDABLE EL USO DE HORMONA TIROIDEA PARA BAJAR DE PESO?

En tiempos pasados, se utilizaban las hormonas tiroideas con el fin de bajar de peso. Se ha demostrado mediante varios estudios clínicos que el excesivo tratamiento con hormonas tiroideas puede ayudar a producir más pérdida de peso corporal que la que se alcanzaría solamente con una dieta baja en calorías.

No obstante, cuando el exceso de hormona tiroidea se suspende, el peso corporal que inicialmente se perdió vuelve a recuperarse. Cabe destacar que al utilizar las hormonas tiroideas como tratamiento para disminuir el peso corporal, pueden producirse importantes consecuencias negativas, tales como la pérdida de masa muscular además de la disminución de grasa corporal.

Niveles elevados de hormona tiroidea debidos a la presión de aumentar su dosis, inusualmente producen cambios importantes en el peso corporal pero tienen el riesgo de provocar otros problemas metabólicos no deseados.