Tratamiento con Hormona Tiroidea

¿CUÁNDO SE INDICA UN TRATAMIENTO CON HORMONA TIROIDEA?

La hormona tiroidea se puede indicar en las siguientes situaciones:
Cuando la glándula tiroides no está funcionando normalmente y se requiere reemplazar su función, lo que se conoce como terapia de sustitución.
Cuando se quiere evitar el crecimiento del tejido de la tiroides, lo que se conoce como terapia de supresión. En los pacientes con cáncer de tiroides es donde principalmente se indica la terapia de supresión con el objetivo de prevenir recaídas o un aumento del cáncer.

DEFINICION, TERAPIA Y TRATAMIENTO
TERAPIA DE SUSTITUCIÓN CON HORMONA TIROIDEA

La glándula tiroides en muchos casos no produce suficiente hormona tiroidea para cubrir los requerimientos del organismo lo se llama Hipotiroidismo. Las causas del Hipotiroidismo pueden ser un mal funcionamiento de la glándula tiroides (como ejemplo en la enfermedad de Hashimoto), destrucción de la glándula debido a cirugía o tratamiento radioactivo o cuando la pituitaria no está funcionando. La causa más frecuente para requerir tratamiento de sustitución con hormona tiroidea es el Hipotiroidismo. El tratamiento de sustitución con hormona tiroidea busca imitar el funcionamiento normal de la glándula tiroides. El tratamiento con tiroxina sintética pura (T4) que se administra al paciente actúa de igual forma que la hormona tiroidea.
Las células del cuerpo necesitan hormona tiroidea para su salud. Su función es reemplazar la hormona faltante y por esto no actúa como otros medicamentos. El cuidado de tomar hormona tiroidea es únicamente tomar demasiada o una dosis muy baja. Para que esto no ocurra, su médico debe estar monitorizando el correcto funcionamiento de la tiroides.

¿CÓMO DETERMINAR LA DOSIS CORRECTA DE HORMONA TIROIDEA?

Cuando el médico determina por primera vez la dosis correcta de hormona tiroidea debe considerar el peso del paciente, su edad y también otros aspectos médicos. Luego de este proceso, el médico deberá ir ajustando la dosis hasta llegar a la correcta para cada paciente en particular, midiendo sus niveles de TSH y examinándolo periódicamente.
Están disponibles muchas marcas de hormona tiroidea en el mercado. Aunque todas contienen tiroxina sintética existen diferencias entre ellas porque hay variaciones en los ingredientes inertes que contienen. Generalmente, luego de ajustar la dosis, es mejor continuar con la misma marca y no cambiarla. Si no puede evitar cambiar de marca, debe informar a su médico para que pueda revisar la correcta función tiroidea. Si en la farmacia quieren cambiar su hormona tiroidea por una preparación genérica, debe preguntar antes a su médico si es correcto este cambio de receta.

¿CÓMO SE RECOMIENDA TOMAR LA HORMONA TIROIDEA?

La ingesta de hormona tiroidea es muy fácil. Su formulación permite que se mantenga en el organismo por mucho tiempo con niveles sanguíneos muy estables y por esto se puede tomar una sola vez al día.
En el caso del hipotiroidismo, la hormona tiroidea busca que la función tiroidea se mantenga igual al de una persona sin problemas a la tiroides, lo que se puede lograr conservando los niveles normales de la TSH.
Los alimentos en el estómago pueden afectar la correcta absorción de la hormona tiroidea y por esto se debe tomar en ayunas (sin alimentos en el estómago) en las primeras horas de la mañana. Es muy importante que siempre se tome de la misma manera y a la misma hora todos los días. Consulte a su médico por la hora más adecuada de tomarla en el caso de que este tomando otros medicamentos. Si su médico está de acuerdo, puede que la mejor hora de tomarla sea en la noche para evitar el contacto con los alimentos o con otros medicamentos.
Nunca deje de tomar su hormona tiroidea sin antes consultar a su médico. En la mayoría de los casos, se requiere un tratamiento con hormona tiroidea durante toda la vida ya que muchos de los problemas a la tiroides son permanentes. Si llega a olvidar tomar una dosis, debe tomarla a penas lo recuerde pero distanciando una toma de la otra, por ejemplo, puede tomar dos tabletas al siguiente día pero distanciando las tomas, una en la mañana y otra en la noche. Su médico debe monitorear el nivel de TSH y hormona tiroidea en forma periódica aunque Ud. se sienta bien ya que de ser necesario la dosis debe ajustarse.

¿PUEDE HABER INTERACCIÓN DE LA HORMONA TIROIDEA CON OTROS MEDICAMENTOS?

Cuando se están tomando otros medicamentos se pueden requerir cambios en la dosis de hormona tiroidea. Los medicamentos que tal vez requieran ajustar la dosis de hormona tiroidea son los anticonceptivos orales, estrógeno, testosterona, medicamentos anti-convulsivos y algunos medicamentos que se indican en el tratamiento de la depresión. Otras sustancias pueden evitar la absorción total de la hormona tiroidea, estas sustancias son el hierro, el calcio, la soya y algunos medicamentos que bajan el colesterol. Debido a todas estas razones, Ud. debe preguntar a su médico antes de hacer cualquier cambio en la medicación o en otras sustancias que esté tomando.


¿SE PUEDE TOMAR HORMONA TIROIDEA ESTANDO EMBARAZADA?

La hormona tiroidea se puede tomar en forma absolutamente segura durante el embarazo ya que es una hormona que está presente en el organismo. Incluso, las embarazadas deberían chequear su función tiroidea para asegurar que el bebé no vaya a tener ningún problema. Habitualmente las embarazadas que están tomando hormona tiroidea, requieren una dosis mayor durante el embarazo y por esto es importante que apenas Ud. sepa que está embarazada informe a su médico para una medición de los niveles de hormona tiroidea y TSH. Generalmente la función tiroidea se evalúa cada tres meses pero es su médico quien debe decidir cada cuánto tiempo hacerse los exámenes.

¿SON CONFIABLES LAS HORMONAS TIROIDEAS “NATURALES”?

Antes del descubrimiento de las hormonas tiroideas activas individuales, el tratamiento para la tiroides más usado era la tiroides disecada principalmente de cerdos (secada y luego pulverizada).
Por medio del internet, todavía se vende en forma legal si es que se promociona como suplemento pero de forma ilegal si es que se vende como medicina. Las píldoras que se hacen con tiroides de animales no están purificadas ya que así como contienen hormonas también contienen otras proteínas que nunca existen en el organismo humano fuera de la glándula tiroides
Estas píldoras con tiroides disecada contienen T4 y T3, sin embargo el balance que tienen entre T4 y T3 no es igual al de los humanos y por eso este tipo de hormonas animales no son necesariamente “naturales” para nuestro organismo. Además se hace más difícil mantener niveles adecuados en la sangre de este tipo de hormonas porque la cantidad de T4 y T3 puede ser diferente en cada partida de fabricación de tiroides disecada. También estas píldoras requieren sustancias químicas que permiten la unión de la pastilla lo que reafirma el hecho de que no son realmente “naturales”. Actualmente es raro ver una prescripción de tiroides de animal y no hay ninguna evidencia científica de que la tiroides disecada tenga alguna ventaja sobre la tiroxina sintética.

¿Y QUÉ PASA CON LA T3?

La principal acción que ejerce la hormona tiroidea en el organismo humano proviene de la T3 que a su vez proviene de la conversión de tiroxina (T4). En los pacientes hipotiroideos se produce normalmente conversión de T4 a T3. En el organismo la T3 tiene una vida media muy corta a diferencia de la tiroxina que tiene una vida media mucho más larga, debido a esta razón el suministro continuo de la T3 está asegurado. Existe un medicamento de T3 sintética que presenta inconvenientes como elevados niveles de T3 por muy poco tiempo seguidos de niveles que bajan demasiado rápido lo que requiere la toma de T3 varias veces al día, que aun así no logran un nivel estable y apropiado de T3. Adicionalmente se sabe que inevitablemente se producen niveles excesivos de T3 después de tomar cada dosis. Estos niveles excesivos producen síntomas desagradables como palpitaciones, ansiedad e insomnio. Los altos niveles de T3 pueden dañar el corazón y los huesos. Otro problema del uso de T3 es que el organismo no puede regular su suministro de acuerdo a sus necesidades individuales. Debido a todo esto, no existe ninguna indicación para usar la T3 como único tratamiento del hipotiroidismo.


¿ES RECOMENDABLE EL TRATAMIENTO COMBINADO DE T4 Y T3?

Las combinaciones T3/T4 tienen mucho más T3 que el producido en forma normal por el organismo y si bien existen preparaciones de este tipo, pueden tener los mismos efectos adversos de las preparaciones que solo contienen T3. Además se administran solo una vez al día desconociendo la corta vida media de la T3 en el organismo. Debido a que algunos pacientes pudieran no sentirse completamente bien tomando solo T4, hay cierto interés en si una combinación con menor concentración de T3 y administrada más de una vez al día, pudiera significar un mejor tratamiento para el hipotiroidismo. Se podría considerar razonable un período de prueba entre 3 a 6 meses para evaluar si este tipo de combinación de T3 y T4 pudiera ser de utilidad para estos pacientes.

SI TENGO NIVELES NORMALES DE HORMONA TIROIDEA PERO ESTOY CON SÍNTOMAS DE HIPOTIROIDISMO ¿PODRÍA AYUDARME EL USO DE HORMONA TIROIDEA?

Algunos individuos pueden presentar síntomas similares al hipotiroidismo aunque tengan niveles normales de hormona tiroidea en la sangre. Se han realizado varios estudios científicos para evaluar si el uso de T4 pudiera mejorar los síntomas de hipotiroidismo en estas personas con niveles normales de hormona tiroidea. Los resultados indicaron que en todos los casos no se observó diferencia alguna entre el uso de un placebo (pastilla de azúcar) y el uso de T4 para mejorar tanto los síntomas como el bienestar de esas personas.


¿ES ACONSEJABLE LA TERAPIA DE SUPRESIÓN CON HORMONA TIROIDEA PARA NÓDULOS BENIGNOS Y EL AGRANDAMIENTO DE LA GLÁNDULA TIROIDES (GOITER)?

Tiempo atrás el tratamiento supresor con hormona tiroidea fue usado para prevenir el crecimiento de nódulos benignos y de tiroides de mayor tamaño de lo habitual. Actualmente hay evidencia de que este tipo de práctica no es efectiva en países donde existe un adecuado consumo de yodo, como ocurre en los Estados Unidos. Además se sabe que el uso de hormona tiroidea en exceso aumenta el riesgo de arritmias cardíacas y de pérdida de tejido óseo, esto implica que el uso de tiroxina sea más riesgoso que beneficioso en poblaciones que tienen una dieta adecuada de yodo.


¿SE REQUIERE HORMONA TIROIDEA EN EL TRATAMIENTO DE CÁNCER DE TIROIDES?

Cuando se realiza cirugía de cáncer de tiroides, posteriormente se requiere el uso de hormona tiroidea para sustituir la función de la glándula tiroides que ha sido extirpada y para resguardarse de cualquier cantidad de células cancerosas ya sean pequeñas o residuales que pudieran crecer nuevamente. Es importante la terapia de supresión con hormona tiroidea en el cáncer de tiroides y es efectiva en detener el crecimiento de células microscópicas cancerígenas de la tiroides o en detener el cáncer residual de la tiroides. En el cáncer de tiroides, el uso de hormona tiroidea es más beneficioso previniendo el crecimiento de células cancerosas residuales que el riesgo de arritmias cardíacas y de pérdida de tejido óseo. Este tipo de tratamiento debe ser supervisado cuidadosamente por un médico. Actualmente se debate el tiempo que debe durar este tipo de terapia supresora en pacientes con cáncer de tiroides.