Hipotiroidismo

Definición: El Hipotiroidismo ocurre cuando la glándula tiroides reduce su actividad, por lo que no produce la cantidad suficiente de hormona tiroxina, la que incide en el funcionamiento de diversos tejidos del organismo. De esta forma, los procesos corporales se tornan más lentos.

Causas: Una de las principales causas de esta enfermedad es la denominada tiroiditis de Hashimoto, donde el propio sistema inmune de nuestro organismo ataca la glándula tiroidea, provocando su inflamación. Esto disminuye su capacidad de producir hormonas tiroideas, provocando un enlentecimiento del metabolismo y de múltiples procesos mentales y físicos. El cuerpo consume menos oxígeno y baja la temperatura corporal.
Síntomas: Los síntomas del hipotiroidismo pueden ser muy diversos, entre los que se cuentan la fatiga, depresión, aumento de peso involuntario, estreñimiento, piel reseca, periodos menstruales irregulares, frío y uñas quebradizas.

Es importante recordar que los síntomas del hipotiroidismo pueden no presentarse de inmediato, por lo que se recomienda la realización de exámenes médicos.

Diagnóstico: Examen físico, el cual puede detectar variaciones en el tamaño de la glándula tiroides. Además, el examen de la hormona estimulante de la tiroides (TSH), el cual, como dice su nombre, mide el nivel en el organismo de la hormona encargada de “ordenar” a la glándula tiroides que secrete hormonas.
Por otro lado está el examen T4, el cual mide la cantidad de la hormona tiroxina en la sangre.

Tratamiento: El tratamiento del hipotiroidismo consiste en suplementar la hormona tiroidea faltante, en busca de restablecer los niveles normales de la hormona tiroidea. Se hace con la forma sintética de la tiroxina, la hormona producida por la glándula tiroides. Cada paciente requiere una dosis específica e individual.