Tiroides y Embarazo: Hipotiroidismo subclínico

La glándula tiroides y las hormonas tiroideas juegan un papel muy importante en el desarrollo neuronal y cognitivo del feto, por lo que cualquier anormalidad en su producción debe ser detectada lo antes posible.

De lo contrario aumenta el riesgo de parto prematuro, desprendimiento prematuro de la placenta o problemas neurológicos en el niño que está por nacer. Pero, ¿qué tan común es el hipotiroidismo subclínico?

Un grupo de investigadores de la Universidad Católica realizó un estudio en mujeres embarazadas chilenas que arrojó un 35,3% de hipotiroidismo subclínico –esto es, falta de hormona tiroidea de carácter leve- en el universo de mujeres analizadas; y un 5% con niveles más avanzados de la enfermedad.

Para los especialistas, estos alarmantes resultados sugieren que la solicitud de exámenes tiroideos debiera ser analizado desde un punto de vista de salud pública, incentivando así a pacientes y a médicos a pedir un examen de sangre (TSH) que mida los niveles de esta hormona en el organismo.

Por esta razón, en circunstancias en la que se busque el embarazo es conveniente realizarse un chequeo que incluya un perfil analítico tiroideo. Éste confirmará que esta glándula funciona bien o, si detecta que hay alguna alteración, permitirá al médico evitar que afecte a la madre o al bebé.